Feliz Navidad

14816508138441

Gari Durán, Ex Senadora y Portavoz de “Familia y Dignidad Humana”

LA NAVIDAD necesita un sentido, de otro modo se la puede acabar odiando. Encontrarse con las luces en las calles, los villancicos, los regalos, las comidas de empresa, las cenas familiares, el turrón, los adornos, el dolor por las ausencias, de improviso, sin otro motivo que la tradición, es absurdo. No lo es menos intentar, en nombre de un laicismo -que no aconfesionalidad- impuesto, travestirla con simbología de todo a cien para rehuir su significado cristiano en lugar de tener los arrestos de eliminarla por decreto, si eso es lo que se pretende. O convertirla en el pico del consumismo que va del Black Friday a las rebajas de enero. Una Navidad sin explicación, sin propósito, sin sentido.

Sigue leyendo